Iluminación y sombreado - Arte Pro

Iluminación y sombreado

– Conceptos básicos –
Categoría: /

A la hora de realizar nuestros dibujos deberemos tener en cuenta el modo en que la luz incide en las figuras y las sombras que éstas generan. Aunque en un principio la dualidad luz-sombra pueda parecer simple, si observamos nuestro entorno podemos apreciar una variedad casi infinita de sombras dependiendo de numerosos factores pueden ser el tipo, la intensidad, la ubicación y el número de focos, las formas de el objeto, el material o materiales de que está compuesto, la reflectividad de los objetos y superficies próximas.

Cuando dibujamos personas todos estos aspectos resultan especialmente complejos, así que a fin de clasificar los distintos tipos de sombras y facilitar su comprensión, a continuación vamos a ver los conceptos básicos de iluminación y sombreado en la representación de un rostro. Teniendo en cuenta estas pautas seremos capaces de dibujar retratos de forma más realista y con un mayor interés:

A. LUZ: Partes iluminadas donde el color es el propio del modelo.

B. BRILLO: Efecto que se consigue por contraste. En blanco es más intenso cuanto más oscuro es el tono que lo rodea.

C. SOMBRA PROPIA: Zona del modelo que no recibe la luz directamente, dentro de la cual existe la penumbra o claroscuro y la luz reflejada.

D. LUZ REFLEJADA: Es producto de la luz ambiente que llega a las partes en sombra del modelo. Pero su origen básico tiene lugar siempre que en el lado contrario a la luz se halle un cuerpo de color claro que refleje la luz.

E. CRESTA: También conocida como “joroba” o “terminator” (en inglés). Es la parte más oscura de la sombra, entre el reflejo y la parte iluminada, donde más se acentúa la oscuridad.

F. PENUMBRA: Es la zona intermedia entre la parte iluminada y la zona en sombra. Es igual a claroscuro y puede definirse como “luz en la sombra”.

G. SOMBRA PROYECTADA: Es la sombra que proyecta el modelo sobre el fondo o en cualquier otra superficie.

Además la calidad de la luz viene determinada por la cantidad e intensidad. Es un factor importante en el que podemos distinguir:

Luz directa: Es una luz dirigida por una fuente de luz artificial (eléctrica) o natural (solar) que llega directamente al modelo. En ambos casos las sombras que genera este tipo de luz aparecen recortadas y definidas.

Luz difusa: Es la luz natural, al aire libre, en un día nublado o con la luz del sol filtrada por las nubes, y también la luz que llega al modelo dentro de una habitación a través de alguna puerta o ventana. La luz difusa proporciona sombras difuminadas sin un límite concreto bien contorneado, sino degradados sutiles.

Para conocer más sobre la aplicación de la iluminación y el sombreado en los retratos y sobre su uso con distintos estilos, te invito a echar un vistazo a este artículo.

Otras entradas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín de Arte
CATEGORÍAS: